• 01 DIC 17
    • 0
    ¿Qué es la plagiocefalia?

    ¿Qué es la plagiocefalia?

    Artículo de Meritxell Parramon, osteópata DO.

    La plagiocefalia es una deformación a nivel del cráneo del bebé, y se caracteriza por un aplanamiento en la parte posterior-lateral del cráneo, de forma unilateral, y como consecuencia, dependiendo del grado, la cabeza va adoptando la forma de un paralelogramo.

    Las causas pueden ser varias como, por ejemplo, una mala posición del bebé dentro del vientre de la madre, un encaje temprano en la pelvis de la madre, el tipo de parto (partos largos, con instrumental) o una vez que el bebé ya ha nacido, por posiciones mantenidas de la cabeza en una misma posición (posición boca arriba) o por falta de movilidad debido a causas mecánicas.

    Esta deformidad craneal va asociada a una asimetría en el movimiento de rotación de la cabeza: el bebé gira muy bien hacia un lado y no hacia el otro y al mantener siempre la misma rotación de la cabeza aumenta el aplanamiento del cráneo de ese lado. Si la plagiocefalia está combinada con una tortícolis también habrá una asimetría en el movimiento de la inclinación de la cabeza que también condicionará el aplanamiento.

    El objetivo del tratamiento osteopático en una plagiocefalia será eliminar las tensiones mecánicas anormales que contribuyen a mantener esta deformidad craneal y así normalizar y conseguir una simetría en los movimientos del bebé. Por eso, nos fijaremos en las zonas cráneo-cervical y cervico-dorsal y se trabajará para restablecer una buena movilidad. También será importante el trabajo en el cráneo para mejorar la movilidad de los huesos, suturas y membranas para conseguir una buena dinámica craneal y permitir que el cráneo, a medida que va creciendo, se pueda expandir en toda su globalidad. Como el trabajo en osteopatía es global, valoraremos todo el cuerpo, detectaremos si existen otras disfunciones en otras partes del cuerpo y equilibraremos las compensaciones posturales que se hayan podido generar en el resto del cuerpo. Las técnicas que se utilizan en el tratamiento osteopático en bebés son suaves y seguras.

    El pronóstico del tratamiento en estos casos es favorable pero depende de la causa, del grado de aplanamiento que presente y el momento en que empecemos el tratamiento. Se recomienda siempre tratarlo durante los primeros 6 meses de vida porque es la etapa donde el cráneo realiza un mayor crecimiento. A partir de aquí, cuanto más tarde se empiece el tratamiento, la mejora será menor. También dependiendo del grado de aplanamiento que presente y la evolución, con frecuencia se tendrá que trabajar en paralelo con otros profesionales sanitarios como son los neuropediatras y fisioterapeutas pediátricos para conseguir mejores resultados.

    También es muy importante hacer partícipe a los padres en el tratamiento, recomendando cambios posturales, ejercicios para ayudar a mejorar la movilidad de la cabeza hacia los dos lados y la utilización de un cojín ergonómico con el objetivo de evitar mayor presión en el lado aplanado del cráneo.

    Meritxell Parramon,

    Osteópata DO desde 2011 (Escola d’Osteopatia de Barcelona). Trabaja en consulta privada desde 2011 y es Tutora asistente en el Máster en Osteopatia de la EOB desde 2012. Especializada en Pediatría, sustenta el Diploma en Osteopatía Pediátrica (Advanced Osteophaty Barcelona – 2015).

    Dejar un comentario →

Dejar un comentario

Cancel reply