• 02 NOV 17
    • 0
    Entrevistamos a Ester Rodríguez, nueva osteópata de la Clínica

    Entrevistamos a Ester Rodríguez, nueva osteópata de la Clínica

    Este nuevo curso, Ester Rodríguez DO se ha incorporado a nuestro equipo de terapeutas. Ester es una profesional con un amplio recorrido académico y profesional. Obtuvo el Diploma en Osteopatía el 2016 por la Escuela de Osteopatía de Barcelona (EOB) cuando ya sustentaba el Postgrado de Fisioterapia en Geriatría (Universitat Ramon Rull) y el título de Técnicas Osteopáticas del CREO (Centre de Recherche et d’Enseignement de l’Ostéopathie).

    Ester no ha parado de formarse a través de distintos cursos de postgrado con algunos de los referentes internacionales en Osteopatía como Bruno Ducoux, Loïc Leprince, Philip Van Caille o Wilfrid Jänig. Además, se ha formado en una decena de seminarios, monográficos y cursos. A nivel profesional, Ester lleva ejerciendo desde 2003 como profesional de la salud.

    Hemos tenido la oportunidad de hablar con ella y poder profundizar algunos aspectos de su día a día como profesional.

    Este 2017 has terminado el Diploma en Osteopatía Pediátrica que imparte el Advanced Osteopathy Barcelona (AOB) conjuntamente con la UPF – Barcelona School of Management. ¿Qué te ha aportado esta formación al tratar a los más pequeños?

    El Diploma me ha ayudado mucho, sobre todo a nivel clínico y teórico. Me ha dado una visión más amplia del trabajo multidisciplinar dentro del entorno pediátrico y también a tener más herramientas para ayudar a los padres con el trabajo que ellos pueden realizar en su casa.

    ¿Cuáles son los casos más comunes de consulta en niños y bebés?

    Las consultas que recibimos con más frecuencia son, por una parte, las que están relacionadas con problemas digestivos o derivados de la alimentación como estreñimiento, reflujo, gases, cólicos de lactancia o problemas en la lactancia o en la succión.

    Por otro lado, también nos encontramos con consultas relacionadas con el sistema músculo-esquelético: asimetrías craneales o faciales, malas posiciones de las extremidades al andar (con una o las dos piernas hacia adentro), obstrucción del conducto lagrimal, problemas al mover la cabeza o escoliosis.

    En cualquier caso, también tratamos motivos de consulta muy diferentes como pueden ser bronquitis de repetición, alteraciones del desarrollo psicomotor u otitis de repetición.

    ¿Qué les dirías a unos padres que tienen dudas de llevar a su hijo o hija al osteópata?

    Primero que nos pregunten. Nosotros siempre estamos abiertos a explicar cómo y en qué les podemos ayudar en función del problema que presente el bebé o el niño y cómo puede funcionar el tratamiento. Y sobre todo que no tengan ninguna duda: si valoramos que el niño necesita otro tipo de abordaje o tratamiento, lo derivaremos al profesional de la salud más adecuado.

    A parte del Diploma en Osteopatía Pediátrica, no has parado de formarte en cursos de postgrado, monográficos y seminarios con profesores referentes a escala internacional. ¿Nos podrías decir cómo esta formación repercute en tu día a día en la consulta?

    En mi caso, me ayuda a reconectarme con las bases de esta profesión y avanzar en temáticas concretas. Intentar mejorar el enfoque terapéutico y poder ayudar a más pacientes en sus problemáticas es lo que me mueve a seguir formándome.

    ¿Crees que es importante que un profesional siga formándose una vez que se haya terminado sus estudios?

    Cuando terminamos nuestra formación básica como osteópatas disponemos un gran abanico de posibilidades y habilidades pero creo que tenemos que ordenarlas y dirigirnos hacia el lugar donde queremos crecer como profesionales. La formación de postgrado nos ofrece esta posibilidad.

    Pienso que hay muchas maneras distintas de aprender y que cada uno tiene que encontrar la suya. En la osteopatía hay una parte que podríamos definir como “arte” y me gustaría pensar que cuando nos formamos con otros profesores y compañeros, esta parte se transmite y es más fácil desarrollar la nuestra propia.

    Has trabajado como Tutora Asistente en la Clínica Docente y actualmente eres Profesora asistente en la EOB. ¿Qué te supones formar parte de esta comunidad educativa?

    Participar en un entorno académico creo que nos retro-alimenta como profesionales. Por una parte, los nuevos alumnos nos transmiten toda su ilusión y nos recuerdan porqué decidimos estudiar osteopatía. Por otra parte, volver a escuchar a algunos profesores es muy enriquecedor. Además, formar parte de la comunidad educativa supone un reto personal que te obliga a estar en constante aprendizaje y evolución.

    Dejar un comentario →

Dejar un comentario

Cancel reply